Cómo hacer el neceser de verano: autocontrol, coherencia y SPF

No hay estudios del CIS, pero diríamos que más de la mitad de la población no se hace el neceser del verano correctamente. Entre olvidos y excesos, el neceser nunca es como debe ser. Lo decimos nosotras, pero también vosotras habéis confesado en la encuesta que hicimos en nuestra cuenta de Instagram. Es una cuestión de conocer la piel, de ser conscientes de qué necesitamos y de autocontrol: lo quieres todo, piensas que lo vas a necesitar igual que unas katiuskas en época estival, pero hay que ser razonable, en Almería no te van a hacer falta, en tu viaje de verano tampoco vas a necesitar esa mascarilla de media hora.

No te garantizamos que este post vaya a cambiarte la vida, tampoco que tengamos la verdad absoluta, pero como expertas en probar muchas cosas, querer demasiadas y llevárnoslas todas, podemos darte siete tips para que no te dejes nada ni te lleves un disgusto.

  1. No te lleves muestras. Es tentador lo poquito que ocupan esos sobrecitos, pero un viaje no es el momento de probar cosas nuevas que no sabes si te van a gustar pero se van a quedar cortas en cantidad o, en el peor de los casos, si no te van a gustar nada. Hay que ir a lo seguro. Contra todo lo que pensaban las personas que acumulan muestras para llevarlas de viaje, estas son para probar en casa, tranquilamente, viendo resultados.
  2. Utiliza productos multiusos. Cuesta, lo sabemos, siempre pensamos que si hace muy bien una cosa, cojeará en otra. Pero hay productos multiusos que realmente funcionan. Nos gusta especialmente Perfume Free Cleansing Bar de Gallinée porque es un jabón sin jabón muy suave que sirve para limpiarse el rostro y el cuerpo cuidando el microbioma de la piel. O, en otro orden de necesidades, los Lip2Cheek de RMS Beauty, que sirven para labios y mejillas (no hay misterio en el nombre), incluso párpados, y dejan buena cara. El tono Illusive, concretamente, deja en las mejillas un toque de sol, efecto labio mordido y en los párpados el tono rosado de los bebés.
  3. Opta por la cosmética sólida. Y dirás, "¿dónde la meto?", en una cajita, en una bolsa, en un papel de envolver, donde quieras, pero te va a durar, va a ocupar poco y, si la partes, te garantizas aprovechar bien el producto y que nada se vaya a quedar en el fondo de un bote rellenable que olvidarás tras el viaje con el producto dentro.
  4. Mejor en tamaño viaje. Al hilo de esos botes rellenables, nos encantan, quede esto por escrito. Pero cuántas veces los has rellenado, nos los has gastado del todo, has vuelto y ahí se ha quedado olvidado ese centímetro de producto en la bolsa de zip. Si puedes escoger tamaños de viaje, mejor; te da la impresión de estar utilizando lo que quieres utilizar, es más difícil que lo desaproveches cambiando producto de un bote a otro y es más atractivo, dónde vamos a parar. Solo hay que ver el champú y el acondicionador de Aesop en tamaño viaje. Que la cosmética sea bonita, también es importante. 
  5. Elige cosas ligeras. Es verano, estás de viaje, no vas a aplicarte esa mascarilla que necesita 20 minutos, ni esa crema untuosa, y no quieres tampoco un protector solar como el cemento armado. Quieres una hidratante en gel que te refresque, una mascarilla nocturna porque no piensas esperar a que actúe y un SPF en sérum. Sí, en sérum. Sun Drops de Dr. Barbara Sturm es un protector solar con SPF 50 que se aplica como cualquier (como último paso de la rutina) pero tiene una textura muy ligera y se absorbe como un sérum y deja la piel con glow, lo dijeron las editoras de belleza de Glamour.
  6. Cuantos más beneficios, mejor. Tu piel va a necesitar hidratación, reparación y calma. En verano, sobre todo, esto es así. Apuesta por dos superventas de Laconicum, que por algo lo son: Lumilixir de Mabel+Meg, un sérum con vitamina C y ácido hilaurónico que hidrata e ilumina y se absorbe en segundos. Y Rosehip BioRegenerate de Pai Skincare es el producto más vendido de la marca y un superventas lacónico porque es un aceite que no da pereza, no deja película grasa, hidrata, nutre, repara, calma, equilibra, da elasticidad y firmeza. Así que va a reparar la piel tras la exposición al sol, tiene un efecto antioxidante, se puede utilizar sobre cicatrices (nada abierto) y marquitas y es apto para todo tipo de pieles, también para embarazadas. Es un producto segurísimo. 
  7. Ojo con el cabello. El cepillo es importante. Tendemos a coger cualquiera, y no vale cualquier cosa. El cepillo ovalado de Tek te va a ayudar con el encrespamiento y la electricidad estática domando el cabello y dejándolo brillante, y también con la suciedad, porque purifica y ayuda a que la raíz se vea más limpia y sin grasa. Ahorrar tiempo en el cepillado, pero hacerlo bien, también es importante.