Heeley

Blanc Poudre

Blanc Poudre se inventó para perfumar las hojas de una revista de moda rusa. Esta extravagancia ya nos gusta. A James Heeley le encargaron hace cinco años un aroma inspirado en la escultura Michael Jackson and Bubbles, de Jeff Koons. Es una pieza de cerámica francesa muy fina y singular. Él decidió crear un perfume muy fino y singular; y con un toque francés. Es tan fino que lo llamó Blanc Poudre, polvo blanco. 

Blanc Poudre es un perfume empolvado, como no podría ser de otra manera con este nombre. Tiene esa sensualidad y esa cualidad insolente de lo empolvado. También tiene luz, porque tiene flores dentro. 

Esta es su pirámide olfativa:

  • Notas de salida: bouquet floral. 
  • Notas medias: flor de algodón y polvo de arroz. 
  • Notas de base: almizcle blanco, vainilla, sándalo. 

Blanc Poudre es luminoso y provocador como una escultura de Jeff Koons y, a la vez, como todos los perfumes de Heeley, limpio y elegante. Es admirable cómo este perfumista logra perfumes tan equilibrados con referencias tan locas. 

Heeley ha creado un empolvado del siglo XXI y ese empolvado nos gustó mucho desde el primer momento en el que lo olimos y nos olieron. Los perfumes son para nosotros y para los demás. 

Nos gusta por:

  • Gusta hasta a quienes no son admiradores de los empolvados. 
  • Funciona bien en hombres y mujeres, como siempre en Heeley. 
  • Dura, que es algo que agradecemos. 

* Si quieres probarlo pídenos una muestra en tu próximo pedido. 

100 ml. 

 

Opiniones