Per Purr


Per Purr

Hay algo que hacemos todos los días: asearnos. Y hay algo que también hacemos todo los días: hacerlo sin prestar atención. 

La idea de Tahone Jacobs, la creadora de Per Purr era, justo, romper esa mala costumbre. Para ella, ese momento de limpieza personal, de refugio, de reconexión y de placer merecía más atención. Por eso fundó Per Purr

Esta marca, brasileña de origen y española de adopción, se centra en el baño y la ducha y sus momentos pos. La idea de Tahone es que dejemos de pensar que es un momento de trámite. Decidió que tenía que centrarse en aromas y texturas. Es eso lo que transforma un momento funcional, algo que hacemos sin pensar, en un espacio de recreo y disfrute. 

Los jabones, aceites y exfoliantes de Per Purr están realizados ingredientes naturales elegidos con tiempo y cuidado. Cuentan con el exigente sello de la Soil Association, que la acredita como marca limpia y libre de tóxicos. Tiene sentido que huyamos de ellos en la ducha, algo que hacemos cada día. 

De Per Purr nos encantan los aromas, exquisitos, embriagadores, de esos que llenan todo el baño y te acompañan todo el día. También las texturas de sus aceites y cremas y lo bien que hacen lo que dicen que hacen. Es difícil lograr algo así. 

Esta marca habla de cómo nos debemos regodear en algo tan importante, cómo no debemos consentir que sea un simple trámite. Hasta el propio nombre hace referencia al ronroneo de los gatos. Esa es la idea.