Magicstripes

La historia de esta marca se parece mucho a la de otras. Hasta que llega un momento en el que se convierte en algo diferente. Veamos. 

Natalie Franz era otra maquilladora de éxito más. Trabajaba con fotógrafos potentes como Steven Klein, Ellen von Unwerth o Karl Lagerfeld. Maquillaba a celebrities interestelares como Lady Gaga o Taylor Swift. En uno de sus viajes estuvo en Japón. Allí descubrió, entre las muchas locuras cosmética, unas tiras que se aplicaban sobre los párpados y abrían la mirada. Ella empezó a pensar lo estupendo que sería tener un producto así de eficaz y rápido en Europa. 

Y aquí es donde la historia se diferencia de las otras. Normalmente, cuando un maquillador quiere lanzar su propia marca o comenzar un proyecto propio comienza con...maquillaje. Natalie Franz no lo hizo así. Ella quiso traer a Europa productos que no había visto durante sus años trabajando en backstage o sesiones de fotos. Pensó que formatos como esas tiras o mascarillas de celulosa, tan usadas en Asia, serían perfectas para personas con poco tiempo (y ganas) de corregir imperfecciones y tener buen aspecto. 

Ese fue el inicio de Magicstripes. Magicstripes es una marca que ofrece algo que asociamos a mercados coreanos o japoneses. Ella incorpora la innovación de Asia a la forma de hacer cosmética adulta en Europa. Sus productos están libres de parabenos, no están testados en animales (por supuesto) y están cargados con ingredientes muy potentes.

En estas mascarillas y tiras mágicas se unen el Este y el Oeste. Y, a nosotros, estas aventuras cosméticas nos gustan mucho. 

Productos de Magicstripes seleccionados por LACONICUM...