Girl Smells


Girl Smells

Las chicas huelen. No son, no somos, ni inodoras, ni incoloras ni insípidas.

Aquí aparece el desodorante, el único producto cosmético que es, de verdad, indispensable. Además de ser eso, lo queremos todo, como debe ser. Queremos que el desodorante que usemos cada día  sea eficaz, que carezca de alcohol y aluminio, que sea todo lo orgánico posible, huela bien y, aquí viene la gran petición: funcione. Porque las chicas sudamos. 

Esto mismo pensaban Ella y Claire, las fundadoras de esta marca alemana. Ellas proceden del mundo de la belleza. Habían desarrollado desde productos para bebés a cosmética antiedad. Todo eso está muy bien, decían sus madres, hermanas, amigas, pero ¿dónde está el desodorante perfecto que todas buscamos?

Aquí está. Este es un desodorante que inicia una marca que quiere ser natural (si no llega a lo orgánico), segura, eficaz y bonita de usar, tocar y ver. La idea de Ella y Claire es lanzar cosmética que acompañe, sensata pero con cierto sentido lúdico.

Este desodorante funciona a favor del cuerpo, no en contra de él. ¿Olemos? Sí, olemos. Abracemos eso, como dicen los americanos, siempre tan expresivos. Intentemos combatirlo con las mejores armas. Sus ingredientes neutralizan el olor natural del cuerpo sin afectar al proceso de detoxificación.

El desodorante de Gir Smells se desmarca del resto de los desodorantes orgánicos por su packaging sostenible y apetecible. Puedes lucir tu desodorante como quien luce una buena hidratante: aquí no queremos cosméticos de segunda fila ni jeraquías. También nos gustó cuando lo probamos porque funcionaba. Así de sencillo y de complicado. Porque las chicas también olemos.

Esta marca se vende en exclusiva, en España, en Laconicum.