ENVÍO GRATIS. SIN PEDIDO MÍNIMO. EN 2-3 DÍAS LABORABLES.

Si fuera una marca de moda sería Celine, si fuera un lugar sería un cruce entre Estocolmo, Sifnos y Kyoto, si fuera una mujer sería Lauren Hutton, si fuera un objeto sería una pieza de cerámica negra del mejor artesano de Oaxaca, si fuera un arquitecto sería un cruce entre Mies van der Rohe y Tadao Ando. Pero es una firma cosmética y se llama Alex Carro. 

Ese es casi, casi, el nombre de su fundadora. En realidad es Alex Nodes, Carro es el apellido de su abuela. Siempre es una garantía que la persona que crea una marca la respalde con su nombre y su apellido. No hay nada que esconder. Es una declaración de intenciones. "Yo me responsabilizo", parece decir ese gesto.

Esta mujer inglesa ha experimentado con extractos de plantas y aceites esenciales hasta lograr una línea, valga la redundancia, esencial. Han sido elegidos por sus propiedades regeneradoras y su capacidad de sentar bien a todo tipo de piel. Sus productos, pocos, muy pocos, son el producto de muchos años de pruebas, conocimiento de las necesidades y deseos cosmético de hombres y mujeres y conexión con su tiempo. 

Alex Carro se resume y concentra en solo cinco productos para el cuidado del rostro: un aceite equilibrante, un limpiador, un exfoliante en polvo, una crema hidratante y un bálsamo multiuso que, este sí, se puede aplicar en varias partes del cuerpo. Todos ellos están elaborados con ingredientes de primerísima calidad y carecen de rellenos innecesarios o tóxicos. Esta línea de productos está formulada para hombre y mujer. 

Alex Carro, además, esconde un as en la manga. Todos sus productos se pueden mezclar; pero mezclar de verdad. No se trata de una estrategia de marketing para resultar más original. Cada uno de ellos está concebido para unirse a otros de tal forma que se potencien los efectos y se personalicen los cuidados. Es extraordinariamente sencillo y sensato. 

Alex Carro es una marca discreta pero potente. Como lo es, por ejemplo, el Pabellón Alemán que construyó van der Rohe en Barcelona. Igual que a este edificio a esta marca no le interesa estar de moda, sino cumplir de manera armónica la función para la que fue pensada. 

3 razones por las que nos gusta:

  • Cumple lo que promete. No hace ruido pero es muy sofisticada.
  • Es muy versátil: sus productos se mezclan entre sí.
  • Es tan masculina como femenina. Curioso. 

Cuenta a tus amigos...

Todos los productos cuentan con una fragancia muy sutil. Ha sido creada en exclusiva para esta marca. Es una mezcla de geranio, franquincienso, rosa y lavanda. El resultado es algo botánico, fresco. 

País de origen:

Es una marca hecha y pensada en Barcelona. 

Nació en:

2013

Creadora:

Alex Nodes. 

Productos de Alex Carro seleccionados por Laconicum...

¿Otro aceite de rostro más? Sí. Otro más. Todos son diferentes. Este es muy diferente, de hecho.  El Balanc...

69,00€

Hay personas a las que les gusta que las exfoliantes se noten. Quieren sentir la textura algo rugosa del pr...

48,00€

Esta crema hidratante es para aquellos a quienes gusta la sensación de crema hidratante. La Face Cream de A...

78,00€

Este limpiador de rostro parece un sencillo limpiador de rostro. No lo es. El Facial Cleanser de la marca h...

45,00€

Hay gente que lo quiere todo. Hace bien. Para ese tipo de personas es este Gift Box. Contiene todos los pro...

262,00€ 240,00€

Nos gusta lanzar afirmaciones categóricas: todo el mundo debería tener cerca un bálsamo multiusos. ¿Que por...

22,00€

Todos estamos de acuerdo: la mejor manera de probar cosmética es probando cosmética. Por eso, porque Alex C...

10,00€