5 tendencias de primavera: así las aplica el equipo Laconicum

Libertad, esa sería para nosotras la palabra que impera en las tendencias de esta primavera. Libertad para escoger rutinas muy sencillas o complicarlas hasta donde queramos. Libertad para ir con un maquillaje muy natural o atrevernos con delineados gráficos y sombras. Libertad para hacer de nuestro cabello un lienzo, y cortarlo o dejarlo largo, alisarlo o potenciar los rizos, dejalo con un efecto mojado o darle volumen y textura, para dejar el flequillo largo o cortarlo por encima de las cejas.

 

Y en pleno uso de nuestras libertades cosméticas, así es como aplicamos las cinco tendencias de esta primavera en el equipo Laconicum

1. Skinmalismo: la rutina se simplifica

Hace no mucho tiempo estábamos fascinadas por los mil pasos de la rutina de belleza de las coreanas. Creíamos que cuanto más, mejor, que una piel coreana se conseguía con diez productos con sus diez pasos y su hora de rutina frente al espejo. Toda moda que implique tal esfuerzo innecesario está condenada a pasar a la historia (también darnos cuenta que la genética coreana es otra historia). Ahora se llevan las rutinas simples pero eficaces, los productos multiusos que de verdad cumplen con todas sus funciones de manera magnífica. La mujer que ves abajo es Tina Craig, fundadora de U Beauty. Su glow se lo debe a un producto, uno, el favorito de María M.

 

"Me gustan las rutinas sencillas, con resultados, claro, pero que no me compliquen la vida. Para eso busco productos multiusos que hagan varias cosas y las hagan muy bien como The Seated Queen, el último lanzamiento lacónico, con él me limoio el rostro y me hago un facial de 10 minutos; si esto no es skinmalismo... Y productos muy completos como U Beauty Resurfacing Compound, un sérum que ha mejorado mi piel una barbaridad desde que lo uso porque tiene de todo (ácidos hialurónicos, retinol estable, vitamina C y E estabilizadas, péptidos, antioxidantes y AHAs), mañana y noche sobre la piel limpia, luego una hidratante, y andando".

María, cofundadora y co-CEO de Laconicum

2. Baby skin: el triunfo de la piel natural y saludable

El 2020 fue el año del glow extremo, lo llamaban dolphin skin. Este año la historia se relaja un poco y lo que se busca es la llamada baby skin, una piel saludable, hidratada, luminosa y jugosa en su justa medida.

"Mi rutina siempre busca una piel jugosa porque la tengo seca y sensible, así que que esté cómoda y nutrida es importante. He redescubierto Super Serum Skin Tint de Ilia. Un sérum con ácido hialurónico que hidrata y deja un tono natural y una piel jugosa. Es el efecto buena cara hecho producto. Tono unificado, piel hidratada, no se cuartea, no molesta y tiene SPF30. Un poco de máscara y algo de color en las mejillas y cara de bebé, real". 

Cristina, Account Manager

3. El cabello es el nuevo lienzo

Esta primavera las tendencias son benévolas y dictan que lleves el cabello como te dé la real gana. Corto, largo, natural, texturizado, con ondas, como una tabla, con flequillo abierto, desfilado, cortina o corto, con efecto mojado, con moño deshecho, bob, long bob... Lo dicho, que lleves el cabello como quieras, pero que te peines. Hasta el despeinado de Kate Moss está pensado, concretamente por Sam McKnight. Hasta Larry King, nuestro gurú capilar, apuesta por la naturalidad bien peinada (llamémosla así), y en este tutorial, Lili Bridger, estilista de su salón, nos enseña a utilizar Volumizing Hair Mist, para dar textura y volumen al cabello, y Velvet Texture Clay para darle cuerpo sin acartonar y definir.

 

"Me tiré la friolera de 5 años con el pelo largo, saneándolo, pero sin cambiar el corte. El año pasado decidí hacerme un long bob (casi 10cm de corte, eso es valentía) y me empleé a fondo en cuidarlo y peinarlo, total, será por tiempo en casa... Descubrí entonces H07 de Modesta Cassinello. Me encanta lo limpio que deja el cuero cabelludo y lo suelto que deja el cabello. Para hidratar soy fiel a Hair Repair de Sachajuan. Su perfume para el cabello es otro básico, me gusta que dure tanto y que se revele con el movimiento". 

Beatriz, departamento de operaciones.

4. El foco está puesto en los ingredientes

Siempre se le ha dado una importancia enorme a la composición de los cosméticos, la diferencia es que antes la pregunta era ¿este sérum hidrata?, y ahora la pregunta es ¿este sérum contiene ácido hialurónico?. Ahora ponemos nombre a lo que queremos: queremos retinol, ácido hialurónico, ácido láctico, probióticos, prebióticos, vitamina C, ácido salicílico, glicólico... Queremos concentraciones que hidraten, iluminen, cuiden el microbioma, alimenten, exfolien y rellenen la piel. 

 

"Me sumo al punto del skinmalismo, de hecho, nunca sucumbí a las rutinas eternas porque me gusta ir al grano. Por eso escojo cosméticos que van directamente a lo que yo quiero. Mi piel necesita equilibrio, hidratación y luz. Por eso escojo limpiadores ricos en en probióticos, prebióticos y ácido láctico, como Cleansing Bar de Gallinée. El sérum superhidratante EGF Serum de Bioeffect, con ácido hialurónico y EGF, un factor de crecimiento multiplica la capacidad de las células de regenerarse. Y dos veces en semana utilizo Light Up de PSA, una mascarilla facil con una alta concentración de vitamina C para ser una mascarilla; cinco minutos y piel luminosa". 

Vanesa, responsable de logística y equipo operaciones.

5. Vuelve el eyeliner en su versión más gráfica vs. el smoky relajado

Fuerte, grueso, potente, a ras de pestañas o como lo llevaba Twiggy, en el párpado haciendo dibujos geométricos. Perderle miedo al eyeliner es el nuevo reto. No es fácil y sabemos que la línea simple sigue sin salirnos, así que se acepta a ras de pestañas. Lo ideal es empezar con un lápiz para poder difuminar si no estamos conformes y llegar a atreverse con el líquido. En este tutorial, BBB London enseña a delinear con Ultra Fine Liquid Eyeliner, pero la forma de dibujar la línea sería aplicable a un lápiz. ¿Te atreves? 

"Nunca he sido diestra con el eyeliner, la verdad. Y eso que siempre me ha encantado, además el extremo, el que llevaban modelos como Twiggy en la segunda mitad de los años 60. Confieso que he probado varios filtros en redes sociales para ver cómo me quedaría y me alucina, pero aún no me atrevo a tanto. He empezado por aprender de verdad a hacerme un delineado bonito. Utilizo Eye Pencil Black de Kjaer Weis porque tiene una dureza media, perfecta para ser precisa y para poder corregir. Me ayudo con el pincel Brightening Brush de RMS, es para su iluminador, pero me sirve para difuminar un poquito la línea. Y si me queda regular, la difumino aplicando Eye Wonder Colour Stick de BBB London, una sombra en cera que, a toquecitos con los dedos, crear un smoky relajado para cualquier día".

María A., Comunicación y RR.SS.