Planes Laconicum en Londres

Sabemos que Londres es inabarcable pero no abandonamos la esperanza de sacarle todo el jugo posible siempre que vamos. Esta es una propuesta de planes para pasar un día, denso y entretenidísimo, en Londres. Los planes lacónicos esta vez se los dedicamos a una de nuestras ciudades favoritas.

10h. VISITAR EL NEW DESIGN MUSEUM

El nuevo, el antiguo ya lo conocemos. Abrió a final del pasado año y el principal reclamo es el edificio, obra de John Pawson y OMA. Ellos han traído al siglo XXI un edificio modernista de la Commonwealth. El interior es una fiesta de la madera y hace honor al minimalismo que se espera de Pawson. El continente nos gusta, pero el contenido también. La exposición permanente es un repaso por los tótems del diseño que facilitan nuestra vida diaria. Además, este verano su exposición principal es sobre la cultura californiana. California en Londres. (224 - 238 Kensington High Street).

 

12h. PERDERSE EN EL KYOTO GARDEN DE HOLLAND PARK

Este parque es un tesoro dentro de un tesoro. En un segundo plano frente a la extensión de Hyde Park y mucho más céntrico que Hampstead Heath o Kew Gardens, Holland Park es frondoso y verde. Te hace sentir que, como Alicia, te has colado por un agujero y has aparecido entre árboles y caminos que no sabes dónde conducen. El parque esconde un jardín japonés que te teletransporta a Kyoto. Ir por la mañana, cuando todo está aún tranquilo, da impulso para todo el día. (Holland Park, Holland Park Ave, Kensington).

 

13h. ALMORZAR EN VIETFOOD

Un almuerzo rápido y lo más exótico posible, por favor. Eso es lo que le pedimos, exigimos, a Londres. Y que no nos haga hipotecar nuestras casas. Lo encontramos por casualidad en VietFood, en Soho. Tiene un menú fresco, sabroso y reconfortante. Tras unos rollos vietnamitas y platos con aroma y sabor a lima y jengibre se toman fuerzas para seguir las tiendas, los museos, las pintas o los paseos. (34-36 Wardour Street).

 

15h. COMPRAR EN KIKKI.K

En Londres se compra, aunque sea con los ojos. La zona de Seven Dials y Covent Garden es más manejable que la majestuosa Regent Street. Allí está esta tienda de papelería de diseño escandinavo. Nos gustan sus cuadernos, papeles de regalo, cuadernos y demás fruslerías pero, sobre todo, nos encanta cómo cuentan su historia. (Monmouth Street, 14).

 

19h. TOMAR UN COCKTAIL EN UN BAR SEMIESCONDIDO

The Franklin es un hotel que probablemente no veas cuando pasees por Chelsea. Es pequeño, discreto y está diseñado por Anouska Hempel. Este hotel casi secreto tiene un bar. Ese bar da a un jardín (mira atentamente la foto) algo que no se puede decir mucho en Londres. La barra del bar es pequeña y perfecta para acoger dos/tres personas que quieren contarse qué tal ha ido el día y planear cómo será la noche. (24 Egerton Gardens).

 

21h. CENAR EN THE NED

Cuenta que vas a cenar en este lugar y la respuesta es: “qué ganas” o “ya verás”. The Ned es un macroresort urbano situado en la City. Es un complejo de hotel, club privado y ochos restaurantes. Podría ser impersonal, pero es espectacular. Es majestuoso, cálido, moderno. Sorpresa: la comida es rica y el precio correcto. Recomendamos Millie's, de comida local, y como entrante los Scotch Eggs. En The Ned es posible comer las 24 horas del día. Puedes tomar un plato de pasta en Cecconi's a las 4 de la mañana. Si el aseo de The Ned es así, imagina el resto. (27 Poultry Street).

 

Entérate el primero de muchos más planes, promociones y lanzamientos. Además conseguirás un 10% de descuento para tu próximo pedido. Suscríbete a nuestra newsletter →