Cosmetectuales: la belleza y sus ingredientes.

Somos cosmetectuales, o al menos queremos serlo. Queremos saber mucho y bien de lo que contiene los productos. Ya no es suficiente con saber que un producto va a funcionar, ahora queremos entender qué tiene detrás, cómo está elaborado, y cuáles son sus componentes clave.

Las fórmulas son cada vez más complejas, pero hay cuatro ingredientes que se pueden considerar la base para conseguir y mantener una piel de apariencia uniforme, lisa y luminosa:

Vitamina C

La vitamina C ayuda a aumentar la firmeza y la elasticidad de la piel, ya que interviene en la formación del colágeno, una sustancia imprescindible para mantener la dermis joven y luminosa. También es recomendable para tratar las pieles fotoenvejecidas y con manchas.

Al ser un antioxidante natural tiene efectos antiinflamatorios, anti radicales libres, evita la hiperpigmentación y proporciona luminosidad a la piel.

En la aplicación tópica la concentración debe ser mínimo del 10-15%. De lo contrario, sería insuficiente. Es estupenda en tratamientos flash. Es mejor usarla con protección solar, sobre todo si en su composición se encuentra el ácido ascórbico o el ácido ascórbico etilado.

Aquí puedes ver los productos de Laconicum que contienen Vitamina C →

Retinol

Todo el mundo lo recomienda. Qué tendrá. El retinol, también conocido como vitamina A, se conoce como el ingrediente estrella para retrasar el envejecimiento de la piel. Cuando se aplica en la piel se convierte en ácido retinoico, que aumenta y conserva los niveles de colágeno dentro de la piel para un cutis repulpado y juvenil. La vitamina A también estimula el ciclo de regeneración celular de la piel, reduce la producción de sebo e impide la formación de exceso de melanina para dejar la piel lisa y uniforme

Cuando se administra a niveles lo suficientemente altos como para tener un efecto visible puede causar irritación en forma de ardor, enrojecimiento y descamación. Los nuestros son amables, pero recomendamos que su aplicación se realice siempre de manera progresiva y gradual, para que la piel se vaya acostumbrando a este ingrediente sin reaccionar de manera desfavorable. Así mismo, al ser fotosensible, es muy importante que su aplicación se realice siempre de noche.

Aquí puedes ver los productos de Laconicum que contienen Retinol → 

Ácido hialurónico

A quién no le gusta. El ácido hialurónico se encuentra presente de forma naturalen todas las capas de la piel, donde tiene un efecto protector y la función de retener agua para reconstituir los tejidos. A medida que el cuerpo humano envejece, su contenido en la piel desciende. Esto contribuye a la pérdida de frescura, hidratación y elasticidad de la piel, además de la pérdida de volumen y firmeza. 

Una de las principales propiedades del ácido hialurónico es su capacidad de mantener hidratada la piel: retiene el agua en la epidermis, es decir es como si actuase con un efecto relleno. Esto hace que la piel se suavice y restaurare su elasticidad progresivamente, rellenando las pequeñas arrugas y líneas de expresión.  Los productos cosméticos que contienen ácido hialurónico también pueden proteger la piel contra la radiación UV, debido a las propiedades antioxidantes que previenen el daño causado por la acción de los radicales libres. No suele tener riesgos de producir alergias.

Aquí puedes ver los productos de Laconicum que contienen ácido hialurónico →

AHAs

Los AHA o alfa-hidroxiácidos son ácidos frutales hidrosolubles. Representan un importante grupo de ácidos naturales, no tóxicos, procedentes de frutas y otros vegetales. 

A este grupo pertenecen entre otros el ácido glicólico, el ácido cítrico o el ácido láctico. El ácido salicílico es un betahidroxiácido (BHA)  liposoluble, por lo que es ideal para el tratamiento de las pieles grasas o con tendencia acnéica

El ácido glicólico elimina manchas producidas por el sol, el envejecimiento y el acné severo. Atenúa las  líneas de expresión y restaura la fibra en los tejidos de la piel dañada por el acné, cicatrizando heridas y borrándolas. 

El ácido láctico tiene un efecto suavemente queratolítico, es decir, elimina parte de las células muertas de la capa córnea, y esa exfoliación ayuda a que el sebo pueda salir libremente al exterior y no se formen granitos.

A mayor concentración del AHA, la eficacia es mayor, siendo la máxima concentración permitida de venta el 10% de ácido libre. Los AHA deben formularse a un pH mayor de 3.5 y menor de 4.2. Si el pH es demasiado elevado la tolerancia será mejor, pero menor la eficacia. De ahí la importancia de conseguir productos cosméticos con un equilibrio entre eficacia y tolerancia.

Habitualmente, justo tras la aplicación del ácido se produce un leve hormigueo, que suele ir disminuyendo con el uso continuado. De ahí que se deba aplicar de forma progresiva.

Se debe evitar su uso en las pieles sensibles, intoleranteso que presenten alguna patología como rosácea o dermatitis atópica. Por otra parte, son ideales  en el tratamiento de pieles acnéicas, con un uso diario o semanal según la concentración y pH.

Es preferible aplicarlos por la noche, sin frotar, evitando las comisuras de los labios y el contorno de los ojos. Aunque no son fotosensibilizantes, es importante que durante el tratamiento con AHAs por la mañana se aplique un protector solar de al menos FPS30, y que se renueve a lo largo de la jornada.

Los AHAs utilizados con los retinoides y/o despigmentantes es una de las combinaciones cosméticas más eficaces para transformar la piel por la noche,junto con el uso de los antioxidantes y el protector solar por la mañana. De ahí que se considere un falso mito que no se pueda usar el retinol con los AHAs. 

Aquí puedes ver nuestra selección de productos de Laconicum que contienenácido glicólicoácido láctico y ácido salicílico.