Estás embarazada y tienes muchas dudas cosméticas

A diario recibimos muchas preguntas de mujeres embarazadas; dudas acerca de qué se puede usar y qué no. Para intentar ayudarte y aclarar las preguntas más frecuentes hemos preparado esta lista que incluye todos aquellos productos de Laconicum que no deberían usarse durante el embarazo o la lactancia. Paciencia. Es tiempo de paciencia. 

Estos son algunos productos e ingredientes que es mejor no usar durante estos meses:

  • Aceites esenciales: 
    Los aceites esenciales se deben evitar durante el primer trimestre, ya que pueden pasar al torrente sanguíneo y atravesar la placenta, y durante la lactancia, ya que también pueden llegar a la leche materna.

    No hay que confundir los aceites esenciales con los aceites vegetales. Aceites vegetales como el aceite de rosa de mosqueta, el aceite de almendras dulces, el aceite de oliva, el aceite de argán o el aceite de caléndula son excelentes para la regeneración de la piel, aportando nutrición y elasticidad.

  • Skinny OilAntiox Oil de Per Purr: Ambos son aceites naturales y libres de tóxicos pero no es recomendable usarlos por su alta concentración en aceites esenciales. Eso sí, si eres de las que te encantan los aceites, el Relax Oil de la misma marca si se puede usar durante el embarazo.

  • Les Huilettes: los aromas y propiedades de esta marca francesa son muy tentadores, pero mejor evitar su uso durante el embarazo y la lactancia, por su alto contenido en aceites esenciales.

  • Retinol y sus derivados (como el ácido retinoico o el retinaldehido): no se recomienda su uso durante el embarazo. Es un excelente ingrediente y el activo para prevenir el envejecimiento más potente que existe, pero, al absorberse, puede ser perjudicial para el bebé. Por tanto, es mejor evitar todos los cosméticos que lo contienen.

  • Cafeína: la cafeína es un estimulante y está contraindicada estos meses.  Por eso, si estás embarazada o dando el pecho, es mejor eliminar temporalmente todas las cremas y lociones que la contengan y dejarla para más adelante. 

Siempre lo decimos y lo repetimos: no somos médicos. Para resolver cualquier duda que puedas tener recomendamos leer todos los ingredientes de cada producto, que encontrarás al final de cada una de las fichas. Y sobre todo, consulta cualquier duda con tu médico o ginecólogo. Esto es lo más importante que podemos decir. 

Encuentra aquí productos de embarazadas y bebés →