Repite con nosotros: luz, limpieza, color. Cosmética antipolución 17/11/2016

Nuestra piel, al igual que la ciudad, está alterada. Está gris, apagada e irritada. Se ensucia más de lo habitual. Hay un culpable: la polución. Asumido este aspecto de nuestras vidas (o no) tenemos dos opciones: pedirle a un dios griego, indio o africano que haga de las suyas. O recurrir a la cosmética, siempre dispuesta a ayudar. Necesitamos limpiar y proteger la piel pero luz e hidratación.  Anoten la receta. 

 

  • Una limpiadora: ldebemos (ojo al verbo) limpiar nuestro rostro, mañana y noche, todos los días con una buena limpiadora. Este paso es fundamental y, quizá, el más importante. Sin una piel limpia, el resto no sirve de nada. Léanse estas palabras con mucha seriedad. 
  • Un tónico: Clarifying Toner (tónico iluminador) de Skin Laundry. Nuestra última novedad lacónica aterriza en buen momento. Un tónico va a calmar, proteger, equilibrar, detoxificar y calmar nuestra piel; al mismo tiempo le aportará brillo, suavidad y buen tono. Con esto ya tenemos logrado parte de nuestro objetivo.
  • Un sérum: Pure Hyaluronic Serum de Pestle and Mortar. Más luz y más hidratación no sobran. Nunca. Jamás. 
  • Una hidratante con protección solar.  El sol está ahí arriba los 365 días del año. La Advanced Protection Daily Moisturizer de Skin Laundry tiene un SPF 35. 
  • Una mascarilla semanal: Detox Face Mask de Malin+Goetz. Nuestra mascarilla Peta-Zetas cuya misión será refrescar, limpiar y extraer toxinas, eso de lo que tenemos tanto. 
  • Exfoliante: Polishing Facial Exfoliant se encargará, gracias al glucomanán, de absorber las impurezas al mismo tiempo que elimina las toxinas de nuestra piel. Sigamos eliminando todo lo malo.
  • Un tratamiento: Vitamin C Ester de Dr. Perricone. Contiene un 15% de vitamina C, ingrediente fundamental en nuestra búsqueda de la luminosidad. Además, nos aportará firmeza.
  • Maquillaje. El toque final. Una alegre y colorida barra de labios. Es otoño, pero renunciemos (por unos días) al beige y al rosa pálido. Levantemos nuestra cara con un potente rojo y sólo rojo como el de Crimson&Clover

Ya podemos lucir radiantes, sin toxinas y desafiando a la polución por las calles de Madrid, Barcelona y Manila.

Si aún quieres más, aquí tenemos más. Mucho más.