Querida rutina, una piel normal te saluda 13/02/2017

A menudo, en nuestra bandeja de entrada del correo: hola@laconicum.com recibimos emails preguntando por una buena rutina para el rostro: para pieles sensibles, normales o mixtas. O para aquellas que son aun un misterio por aclarar. ¿Qué productos usar? ¿Qué días? ¿En qué orden se han de utilizar? Bien, es nuestro deseo y deber lacónico responder a cada una de estas preguntas. Y por esa razón, con este post, comenzamos una serie en la que iremos detallando la rutina y los productos adecuados para cada una de ellas. Veamos, comencemos por una piel normal:

¿Cómo es una piel normal?

Una piel normal es una piel en equilibrio. Ni seca ni grasa. La envidia de todos. Nada de granitos ni signos de la edad. Sensibilidad o tirantez. Una piel fácil, sin grandes preocupaciones. Pero el equilibro ha de cuidarse. Ha de mantenerse con el tiempo ¿Cómo?

Mañana:

  • Limpiadora: Renew de Pestle & Mortar. Quizás el paso más importante. Mañana y noche sacamos a nuestro sargento lacónico y repetimos: si no limpiamos bien el rostro, los siguientes pasos no sirven de nada.
  • Tónico: Clrifying Toner de Skin Laundry. Un tónico que nos proteja, calme y equilibre la piel tras la limpieza. Un tónico que la prepare para recibir los siguientes pasos. ¿Un truco? Guárdala en la nevera, se conservará mejor y verás qué gusto.
  • Contorno: Echium and Argan Eye Cream de Pai Skincare. ¿Has cumplido ya los 25? Pues es fun-da-men-tal. Más vale prevenir que curar.
  • Hidratante + SPF: Advanced Protection Daily Moisturizer SPF35. Otro fundamental. Da igual que sea invierno o verano. Si vives en el norte o en el sur. Si no protegemos nuestra piel, se acabó. Nuestro sargento lacónico está a la orden del día.

Noche:

Una vez por semana:

  • Exfoliante: Glycolic Acyd Pads de Malin & Goetz. Un extra en la limpieza del rostro nunca viene mal. Estas almohadillas con ácido glicólico nos ayudarán a pulir, limpiar y darle un precioso color a nuestra piel.
  • Mascarilla: las tardes de domingo son para ellas. Cotillea en nuestra sección de "Mascarillas" y elige la que más rabia de te de. La que limpia, la que hidrata, la que ilumina...

Lo fundamental son los pasos, pero en Laconicum no nos quedamos aquí. Pasen y naveguen: bienvenidos.