Así es un tratamiento corporal de Per Purr 26/06/2017

Puede que hayas pasado por la puerta y no hayas reparado en que detrás se esconde un lugar interesante. Este es un lugar discreto y sin fuegos artificiales. Esos solo se ven cuando estás dentro, ya en posición horizontal. 

Joyce Beauty Club está en una de esas calles de Chamberí de aceras anchas. Es uno de los pocos lugares de España donde realizan tratamientos con la marca natural, naturalísima, ultranatural, Per Purr. 

Nuestro favorito es el Tratamiento Corporal Per Purr (Exfoliante e Hidratante). Podemos encontrar muchas razones para justificar por qué, pero daremos tres. 

1. Combina lo placentero con lo terapéutico. 

2. Los aromas de Per Purr te trasladan a otro lugar. Mucho mejor. 

3. El resultado es, por un lado inmediato: la piel brilla y queda suave y nutrida y, por otro, a medio plazo: un buen masaje siempre tiene efectos duraderos. 

De acuerdo, todo esto esta muy bien, diréis, pero: ¿qué hace y para qué? 

 Este tratamiento elimina el exceso de células muertas, estimula la microcirculación y la regeneración celular aportando un extra de oxígeno a los tejidos. Todo eso suena bien. Suena necesario. Suena deseable. 

Ya estamos tumbados en la camilla en semi oscuridad, con la temperatura adecuada y con la atmósfera calmada que se espera. ¿En qué consiste el tratamiento?
1. Exfoliación: Esta es la primera parte. Se realiza, ojo, en seco. Esto no es muy común y elimina la incomodidad de tener que ducharnos. La exfoliante de Per Purr es uno de sus productos estrella. Sus activos son: Litsea Cubeba - analgésica y antiinflamatoria, sal rosa
del Himalaya (antihistamínico natural y mejora la circulación) y aceite de Macadamia - (suavizante, calmante y protector​ de la oxidación celular.). Los granos son muy finos, casi polvo. Por tanto, no agrede pero pule bien la piel. 
2. Masaje. Este es el segundo paso. Una vez retirada la exfoliante comienza el masaje. Se puede elegir entre todos los aceites que tiene Per Purr: Detox, Skinny, Sporty, Antiox y Relax. ¿Queremos salir estimulados, ligeros, tranquilos? De hecho, la propia Joyce también elegirá uno u otro según qué zona de la piel necesite qué. 
Todo esto se realiza en 75 relajantes minutos. Lo hemos probado. Lo queremos repetir todos los días.