Beneficios del agua de rosas. 16/03/2016

Agua de rosas. Tres palabras que hemos escuchado más de una vez. Y que suenan tan frescas, también. Parecen sencillas y delicadas. Pero la combinación es potentísima. Por ejemplo, algunos beneficios son:

- El agua de rosas y su efecto regenerador. Su capacidad para prevenir la aparición temprana de las líneas de expresión. Dichosas ellas. También favorece la cicatrización y mejora la apariencia de las susodichas cicatrices.

- El agua de rosas quita las ojeras. No queremos quitar protagonismo a los adorables osos panda. Pobres.

- El agua de rosas es el perfecto tónico facial. Reduce la inflamación, hidrata y suaviza la piel.

- Y continuemos, sí. El agua de rosas  también equilibra el pH de la piel.

- El agua de rosas posee propiedades antibacterianas. Rostros impolutos. Pasen algodones. Ni rastro, de nada.

- El agua de rosas equilibra la producción de grasa en el rostro ofreciendo una tez más limpia y sin brillos, ideal para las personas que sufren de piel grasa.

- El agua de rosas también refresca el maquillaje. A media tarde, pulveriza con el atomizador sobre el rostro un poco de agua de rosas y verás, verás la diferencia.

- Aplica agua de rosas tras depilarte. Alivio al instante.

Todo esto hace el agua de rosas. Sí señor. Y la gran pregunta lacónica es: ¿Qué  hacemos, que aún no tenemos litros y litros de este maravilloso agua de rosas almacenados en casa?

Bien, pues ya es posible. Descubre nuestro hidrolato de agua de rosas.