Señoras y señores de pieles sensibles: demos paz a nuestros rostros. 12/02/2016

Somos muchos los que tenemos la piel sensible. Se dice por ahí, que 1 de cada 10 adultos la tienen. Pero antes de continuar leyendo aclaremos una duda existencial de la mayoría de los mortales: ¿Qué es tener una piel sensible? Que reacciones de manera imprevisible y lo haga con granitos, sequedad....Que se queje.  ¿Se te enrojecen las mejillas? Todo eso son signos de una piel sensible que necesita ser cuidada sin excusas ni perezas. Los que la sufrís, sabéis de qué estamos hablando.

Tranquilos: demos paz a nuestros rostros sensibles con 3 básicos: 


- Limpiadora de rostro: Camelia&Rose Gently Hydrating Cleanser de Pai.

Limpiar el rostro cada día es innnegociable. Mañana y noche. No hay discusión. Es la base de la salud y el aspecto de la piel. 

Todos los productos de Pai están especialmente formulados para pieles sensibles. Este, en concreto, elimina las impurezas sin dejar a la piel sin sus aceites naturales. Tonifica e hidrata gracias a la camelia, tan usada en Japón. Rematamos con la rosa que aporta hidratación y trata de maravilla a las pieles más castigadas. Sólo al leerlo nuestra piel ya respira.  


- Hidratante de día: Hypoallergenic Nourishing Moisturizer de Dr. Perricone.

Ahora continuemos con una crema hidratante de día multitarea para pieles sensibles. Y, ¿cuáles son estas tareas? Suavizar las arrugas, reparar la barrera natural de la piel y mantener su elasticidad juvenil. Ni más ni menos. Gracias, polifenoles de la oliva y tocotrienoles por hacer esto posible.


- Tratamiento de noche: Rosehip BioRegenerate Oil (aceite de rosa mosqueta) de Pai.

Nuestro querido best-seller, el aceite bioregenerante está elaborado con rosa mosqueta, pero una rosa mosqueta, potente.

Para lograr una eficacia superior a la normal, en Pai mezclan la semilla del aceite de la rosa con el aceite del fruto, que contiene 5 veces más carotenoides. Sus Omega 3, 6, 7 y 9 impulsan las funciones naturales de la piel y suavizan la superficie. Los antioxidantes en forma de de carotenoides son muy potentes y reparan y protegen la superficie de los daños ambientales. Un aceite de rostro que acondiciona la piel, le da firmeza, mejora las pequeñas arrugas y líneas de expresión y le da un tono vital.

Nota: Aunque pueda parecer paradójico en un aceite, es bueno para casos de acné. En este caso, no hay que usarlo a diario, pero 2-3 gotas 2 veces por semana y en las zonas afectadas.


Y ahora ya sí: hemos cumplido. Con estos tres productos las pieles sensibles lo serán menos. La sensibilidad mejor la dejamos para otras cuestiones.