Dime qué tienes en la nevera y te diré qué perfume usar. 03/02/2016

Una nevera dice tantísimo de nosotros. Una nevera nos da pistas para saber qué se esconde tras cada persona. Sí es sano. Menos sano (nadie tiene por qué enterarse). Caprichoso. Goloso. Exótico-glamuroso. Cuáles son sus gustos: dulce, amargo, fresco. E incluso sus aromas predilectos. Por ejemplo:

  • Al amante del buen desayuno casero. Sí, ese en cuya nevera no faltan la leche fresca, mantequilla, mermelada en bote de cristal y unas buenas naranjas con las que preparar un zumo de lo más natural; sin colorantes, conservantes ni bote de por medio. Cómo huele ese zumo recién exprimido por la mañanas. Alegres mañanas. A esa persona, sin duda alguna, le gustará Orange Sanguine de Atelier Cologne.

  • Eso sí, los hay que prefieren el Pomelo. Dulce, rico, con un toque vibrante y un punto diferente. Para ellos, claro, Pomélo Paradise también de Atelier Cologne.

  • Para el que no perdona una buena cena con los amigos rematada con, por supuesto, un buen Gin tonic. Abel Organics, ese perfume que se huele pero también se bebe. Está rico y huele aún mejor. Clavo y pimienta negra. Jengibre, bergamota y tomillo. Sándalo y vetiver ¿Dónde se ha visto algo así? Hola, perfecto anfitrión.

  • Menta. Mmmm menta. Limpia, fresca, natural. Coger las hojas de menta y simplemente, olerlas. Qué gusto. Y ahora, una gran noticia: gracias a James Heeley, podemos ir oliendo a Menta Fresca por la vida. Has leído bien. Menta suave, yerbabuena, bergamota. Té verde y fresia. Cedro blanco… Menthe Faîche.

 

Y tú ¿A qué hueles?