Ruta Laconicum: vino y papel 15/05/2012

Los taninos jugaron un importante papel en la gestación de Laconicum. No hay que embarcarse en proyectos con alguien con quien no te tomarías un vino. Nosotras nos tomamos alguno que otro mientras llenábamos nuestros famosos cuadernos Delfonics Rollbahn rojos de garabatos, ideas y números.

Una de nuestras primeras reuniones tuvo lugar en Tipos Infames. Corría el verano de 2011 y buscábamos un lugar con wifi y una iluminación correcta. Esta librería/bar de vinos del centro de Madrid tenía lo que necesitábamos. Y vendía el gadget perfecto: libros. Era un lugar inspirador, pero entonces solo lo sospechábamos.

En Laconicum nos gustan los buenos libros y el buen vino, y, en ocasiones, juntos. Esta librería es una de estas aventuras personales, a contracorriente y con una cierta carga épica que tanto nos gustan.

Aquella tarde calurosa (rodeadas de novelas que queríamos comprar) empezamos a plantear Laconicum. Las ideas tuvieron tiempo de cambiar muchas veces, como es justo y necesario. Pero allí, en Tipos infames, ya estaba el germen de este proyecto. Seguimos yendo alguna que otra tarde y seguimos llevando libretas en el bolso.  

Otros lugares de la Ruta Laconicum: El primer restaurante.