Fetiche inquieto. Mujeres inquietas. 28/08/2012

Nuestra bolsa anda de acá para allá, llena de a saber qué, rozando a saber qué hombros, testigo de a saber qué historias. Esa era la idea.

Esa foto nos la mandó Carmen, una de las pioneras lacónicas . Una mañana bajó a la playa, llenó su bolsa con gafas, crema protectora, iPhone (sí, él también es inquieto) y pareo. Hizo una foto, le pasó un filtro de Instagram y nos la mandó.

Era domingo por la noche y la vimos en Malasaña. La chica caminaba como el rayo. Llevaba unas bailarinas amarillas y la bolsa al hombro. Le hicimos la foto y luego le preguntamos si podíamos publicarla. La bolsa se la había regalado una amiga y contenía unos zapatos de tacón. Nos dio permiso. 

* La bolsa Laconicum no se puede comprar. Es tuya si tu pedido supera los 60 €. Te la puede regalar una amiga, eso sí. 

* Si tienes una y te apetece mandarnos una fotografía, escríbenos a hola@laconicum.com.