Sí, claro que quiero. 25/09/2012

Tememos hacer regalos de boda aunque nos guste hacer regalos. No queremos ser prosaicos, ni inconvenientes, ni atrevidos, ni quedarnos cortos, ni abrumar, ni ser demasiado originales ni demasiado previsibles. No queremos nada de eso pero lo queremos todo. 

image

 

Por eso, porque un regalo nunca puede ser un motivo de preocupación, hemos lanzado este pack. Se llama “Sí, quiero”. No podía ser de otra manera. Sirve para chicas y chicos, para veinteañeros y cincuentones, para bodas de día y de noche, por lo civil y por el rito balinés. 

El pack “Sí, quiero” puede acompañar al regalo prosaico, que dejará de serlo en semejante compañía. Puede ser un calentamiento para un regalo mayor, un regalo preboda o uno postboda. Puede ser lo que queramos, que para eso es nuestro regalo.

image