Minihipsters: Vans, ropa nórdica y cosmética orgánica 16/05/2013

Con Amazon aprendimos que si nos gustaba una cosa, probablemente, también nos gustaría otra. Tenían razón (casi) siempre. No era más que una traducción en Internet de lo que ya pasaba en la vida. Y ese sistema relacional se puede aplicar a cualquier campo. Por ejemplo, a los productos para niños, esas criaturas que adoramos excepto cuando nos tocan al lado en un vuelo de doce horas. Esas criaturas cuyos padres solo tienen tiempo (y ganas) de comprar online

Veamos un ejemplo de configuración de una categoría de niño: el minihipster. 

Los padres de un niño así eligen esta zapatilla para él o para ella. Son unas Vans V Authentic (Pop). No tienen cordones y las hay en varias tallas, todas micro. Las comprarán en Sivasdescalzo y tendrán al niño mejor calzado del parque. 

 

Casi seguro, estos mismos padres tienen en su cuarto de baño una marca como GreenPeople o como Cowshed. Son marcas orgánicas que respetan al niño, su entorno y, encima, son disfrutonas. Comprarán un aceite de masaje o una loción con protección solar. No tienen aroma y les gustan a los pequeños y a los grandes, que les robarán un poquito. 

Y estos padres buscarán su ropa online, en sitios como Nordic Kids. Esto funciona así, es como una ciencia exacta. 

 

En resumen, padres compradores online molones, niños molones. Y futuros compradores online. Eso sí que es lo único seguro.