Laconicum, sus manías. 24/02/2014

Nadie nos ha preguntado por nuestras manías, pero las tenemos. Y las vamos a contar, al menos, las que se pueden contar.

- Siempre, siempre, salimos de casa con los labios pintados. Esta patología debe tener un nombre. Doctores, ayudadnos. Un poco de bálsamo, un tinte ligero color cereza, ese rojo que siempre combina con todo….

- A las 12, dejamos lo que estamos haciendo y paramos. Paramos y tomamos una manzana, alguna golosina que nos regalan, un té de algún sabor marciano. Sí, es nuestra hora del té en horario español. ¿Por qué solamente va a tener que ser a las cinco?

- El rotulador negro que usamos para escribir las tarjetas Laconicum no es uno cualquiera. Como nuestros productos, también tiene una historia detrás. Ha recorrido miles de kilómetros hasta aquí. Su procedencia: Japón. No podía ser otro sitio. Aquí somos japonófilas.

- Todos los miércoles nos reunimos a la misma hora para realizar nuestro brainstorming particular, que puede ser coffeetorming o tétorming. Por un momento nos olvidamos del portátil y nos sentamos en una mesa redonda, con papel y lápiz, nada más. Bueno sí, ideas, muuuchas ideas.

-Una vez a la semana comemos sopa. Esto es sagrado. 

- Cada vez que recibimos un producto nuevo lo celebramos. Incluso podemos llegar a brindar con champán. Sí, siempre tenemos una botella guardada. Otra manía.