Y tú, ¿cómo usas el agua de plancha? 08/04/2014

Lo llamamos agua de plancha pero no hay que planchar para poder usarla. Si eres de aquellos que no lo hacen, puedes seguir leyendo también. Para estos últimos, vamos a llamarlo agua textil porque se usa sobre todas las telas que tenemos en casa. Sí, nos gusta inventarnos nuevas categorías de productos. Somos así.

image

Te damos cinco ideas para usar este eau de linge. Puede que haya muchos más.

  • Aplícalo sobre la ropa limpia antes de comenzar a planchar. Olerá a limpio mucho más tiempo. Ah, que no planchas…No importa, la ropa (arrugada) olerá muy bien.
  • Úsalo sobre el mantel y las servilletas de tela antes de recibir a esos invitados que te llevarán la cuarta botella de vino consecutiva. Una agua de plancha con olor a lavanda siempre se agradece. Si el vino es francés podemos hacer el esfuerzo de cerrar los ojos y pensar que estamos, por ejemplo, en St Remy.
  • Aromatiza las cortinas del salón. Simulará de nuevo, ese campo de lavanda en el que no estamos o un jardín de rosas salvajes, en el que tampoco estamos. Las cortinas tienen la sana costumbre de moverse, así que el olor se repartirá por la habitación. 
  • Impregna las sábanas y almohadas antes de ir a dormir con un toque a madera y hierbas. O los cojines cuando estés durmiendo la siesta en el sofá. Dulces sueños aromatizados. 
  • La puedes usar para regalarla a ese amigo que se acaba de mudar y aún tiene el ático lleno de cajas. O a los que acaban de reformar la casa. O a los que han cambiado de vida. Todo el mundo, aunque no lo sepa, quiere un agua de plancha en un armario. 

En este punto, planches o no, te acabamos de crear una necesidad. Y una de las buenas. 

image

*Las aguas de plancha de Elizabeth W se venden en exclusiva en Laconicum