El sérum, ese producto que no sabemos si usar o no 03/06/2015

Sí, debes usarlo. Esto es lo primero que vamos a escribir. El sérum es tu amigo. Pero vamos a contarte qué tipo de amigo. ¿ Qué hace un sérum que no haga una hidratante? ¿Qué te da este amigo que no te de otro? Pues este amigo, digamos, que es un amigo de esos que no están todos los días contigo pero que, cuando aparecen, te sientan bien y te alegran la vida. Y cuando estás con él, te das cuenta de cuándo lo necesitas.

image

Veamos sus ventajas:

  • Es veloz. Al tener una textura más ligera que cualquier crema, penetra de manera más profunda en la piel, llegando a las capas más internas. Y sí, actúa más rápido que una hidratante.
  • Es un potenciador. Al aplicar (3 o 4 gotas) antes de nuestra crema habitual se multiplican sus efectos. Y, por supuesto, queremos eso.
  • Es una bomba, o dicho de forma menos violenta: es inyección de algo. Puede ser de hidratación, de luminosidad, de componentes anti-edad…Pueden ser para distintos tipos de pieles también. Decide qué necesita la tuya y dáselo.
  • Por último, sobre su uso, no hay escrita una norma estricta. Un par de veces o tres por semana es la medida normal. Se aplica antes de la crema hidratante de día o de la de noche. Lo mejor es que cada uno vea cuándo necesita la piel ese plus.

Y ahora repite: “ el sérum es tu amigo”.

*En Laconicum puedes encontrar una sección con una gran variedad de aceites y serums.