¿Te estás lavando bien el pelo? Cinco consejos para hacerlo 15/06/2015

La vida es difícil. Lavarse el pelo no. O, al menos, nosotros llevamos toda la vida haciéndolo sin que nadie nos haya dado clases particulares, sin haber seguido ningún tutorial. A lo loco. Autodidactas.

Entramos en la ducha, dejamos caer el agua, aplicamos el producto, masajeamos y aclaramos. Hasta ahí, todo bien.

Pero, ¿lo estamos haciendo bien? Y aquí es donde toda nuestra historia de lavarnos el pelo se tambalea. Aquí una banda sonora de Bernard Hermann no vendría mal. Si es la de Psicosis, por eso de la ducha, mejor.

image

 

Un pelazo con brillo, ligero y bien limpio no es un regalo de los dioses del Olimpo. Es oficio; es oficio fácil y en muchos casos, instintivo. Pero no confiemos tanto en el instinto: confirmemos si lo estamos haciendo bien.

  1. Comienza cepillando el cabello para eliminar el residuo de los productos que hayas aplicado. ¿Una cera? ¿Un spray de acabado?
  2. A la hora de aplicar el producto, la cantidad de champú debe ser del tamaño de una avellana para un pelo corto o una media melena. Si tienes el pelo largo, esta medida se irá ajustando según el largo.
  3. Haz un poco de espuma con el champú antes de masajear el cuero cabelludo haciendo movimientos circulares. Procura no hacerlo con brusquedad y siempre con las yemas de los dedos, nunca con las uñas.
  4. Enjuágate completamente el pelo. A conciencia. Es importante que no queden restos de champú. Y para terminar, haz un último aclarado con agua fría para estimular la circulación sanguínea y cerrar las cutículas. Queremos que nuestro pelo brille ¿Cuando hemos terminado? Cuando veamos que el agua cae cristalina y sin ninguna pompa.
  5. Ahora le toca turno al acondicionador para terminar de conseguir tener un pelo en condiciones. A Robert Redford en Memorias de África se le pasó. Pero conociendo las bondades de este producto, a nosotros no se nos pasa. Eso sí, esta vez solo de medios a puntas. Nunca jamás de los jamases, aplicando producto en las raíces.

Y… Et voilà ¡Pelazo!

Productos para el Cabello en Laconicum →