Cinco usos de la bolsa Laconicum. Sí, esa que no puedes comprar. 17/06/2015

Quizás esta sea la auténtica noticia del verano, pero somos personas discretas y la contamos en voz baja. Laconicum tiene una nueva bolsa. Estas son algunas formas de usar tu próximo fetiche.

1. Guarda tus chanclas de piscina y meterlas dentro de la maleta. Ibas a hacerlo en una bolsa de plástico, ¿cierto?

2. Lleva a la playa la novela que llevas aplazando todo el invierno, las gafas de sol, la botellita de agua y la protección solar.

3. Convierte a tus hijos/sobrinos/amigos pequeños en los más envidiados de la clase al guardar su merienda en ella. 

4. Transporta tu pedido Laconicum de la oficina a casa. Puedes hacer una parada digna en algún bar y apoyarla con un gesto grácil en la barra.

5. No la uses para nada. Para colgarla en una pared de tu casa y mirarla, de vez en cuando, de reojo.

Tienes un deseo irrefrenable de comprar esta bolsa, pero no puedes. La nueva bolsa Laconicum no está a la venta pero es tuya con pedidos de más de 60€ y con muchos de nuestros packs.