A cada persona, su exfoliante 19/10/2015

Exfoliantes hay tantas como personas hay en el planeta Tierra más alguna otra por ahí, en el espacio. Como se ha dicho toda la vida: “cada oveja con su pareja”. Así que ¿Cual es tu oveja? Es decir… ¿ Tu exfoliante? 

Encuentra la respuesta aquí:

1. Glycolic Acid Pads. 

Para quién. Para los que aman las rarezas. 

¿Un producto en forma de almohadillas? Sí ¿Y limpia? ¿Y exfolia? Sí y sí. Esta exfoliante tiene como protagonista principal (en un 10% exactamente) es el ácido glicólico (AHA) de origen natural. Tiene propiedades hidratantes, exfoliantes y una enorme capacidad de penetración en la piel. ¿Quien no quiere tener una piel pulida, limpia y de un color magnífico? Ah! Y duran todo el año. Si es que estas almohadillas son todo ventajas… Las rarezas siempre son buenas.

2. Kukui and Jojoba Bead. 

Para quién: Para todos aquellos que piensan que las exfoliantes de rostro no son para ellos. No perdáis la esperanza. 

La exfoliante de vuestros sueños está aquí ¡Sí! Esa que no te dejará la piel enrojecida ni te irritará…. ¡Existe! ¡Existe! Con el rimbombante nombre de Pai Kukui & Jojoba Bead Skin Brightening Exfoliator. Un gran y largo nombre para un gran y duradero producto. Sus partículas circulares y pequeñas son las responsables de exfoliar con suavidad arrastrando todas las células muertas y puliendo la piel. El kukui es un aceite que viene de Hawai, rico en Omega 3 y 6 que nutre. Las semillas de jojoba refinan la textura de la piel sin irritar. Luz para nuestras caras. Mucha luz.

3. Calendula Facial Scrub

Para quién: para quienes necesiten delicadeza y calma en la piel. 

Caléndula: por lo pronto ya el nombre nos indica que esta exfoliante proporciona CALMA. Delicadez y elegancia en forma de exfoliante. Huele a rosas, es suave y viene en tarro de cristal. Una profunda limpieza que deja preparada la piel para recibir como dios manda el resto de los productos que nos aplicamos día a día.

4. Polishing Facil Exfoliant. o la exfoliante de nombres poco sexyes pero muy eficaces. 

Para quién: para el que busca eficacia orgánica. 

El glucomanán o glucomanato es una fibra dietética derivada de la harina de la raíz del konjac, una planta asiática. Contribuye a absorber aceites e impurezas mientras elimina toxinas de la piel. Para evitar la sensación de sequedad de otras exfoliantes, ésta contiene fécula de maíz, que también proporciona resplandor. Y, para rematar, su fórmula incluye pomelo, rico en radicales libres antioxidantes.

Entonces pues ¿Cual es la exfoliante de tus sueños? ¿Tu media naranja de la exfoliantes? ¿Tu Julieta o tu Romeo?  ¿Azul y un poco de otro planeta? ¿Un fuera de serie? ¿La delicadeza y elegancia hecha carne, facial, claro? Todo son preguntas y nosotros queremos saber.