¿En serio usas una sola crema de cuerpo para todo el cuerpo? 26/05/2016

Mentira. Y de las cochinas además. O debería serlo.
Aquí va un estudio lacónico de todas las cremas que podemos llegar a usar en un tranquilo y soleado día de domingo (por ejemplo). Siete, ni más ni menos. Atentos:

1. Empezamos el día por los pinrelillos, por ejemplo, con nuestro nuevo bálsamo de pies de Cowshed. Además ahora, como los sinvergüenzas se destapan entre tiras de sandalias de colores, con más razón.

2. Continuamos con una crema de cuerpo para hidratar, nutrir y que huela bien, claro. Una hidratante natural de Baobab no suena nada mal ¿O una que tenga un sutil aroma a mandarina y rosas? Hum.
3. HealGel Body para ciertas zonas, como los codos, que queremos que luzcan perfectos con nuestra última camiseta blanca que va a cubrir tantos básicos del verano. O para esa pasada de rosca (esperemos que no) que vamos a tener hoy con el sol. Es tan fresquito y regenerante.
4. Para esta mañana de “domingo” en la que nos vamos a tumbar al solazo (como ya comentábamos), un protector solar para todo el body, por favor. Y si encima es fácil, nada pegajoso y luce tan bien como Coola lo hace en nuestras lacónicas bolsas, mejor. Por aquí nos gusta presumir.


5. Al finalizar el día, incluímos The A Cream de mama mio. Una crema que nos hidrate y nos reafirme a la vez. Este verano, piernazas y todo muy “-azas”.
6. Crema de manos. Siempre y a todas horas. La de 50 ml de Cowshed entra en todos nuestros bolsos.
7. Y por fin, nos vamos a la cama, relajados y en paz, con Sleepy Cow. Un toquecito en el escote. Otro toquecito en los brazos y a dormir. Oh! Ovejas.

Así que sí, siete ¿Veis? Pero esto es bueno. Cada parte del cuerpo ha de ser cuidada como Dios manda con los productos que estas demandan. Además, si lo piensas, no deja de ser una manera de ahorrar. Cada producto al ser específico para una zona y para un momento, te durará… ¿Cuánto? Mucho, seguro.