Consejos para cuidar de tu piel seca

Este tipo de piel suele tener un aspecto áspero, pues carece de hidratación y es muy susceptible a los agentes externos, como los cambios de temperatura. La identificas fácilmente porque es un poco tirante y tiende a picar un poco, sobre todo después del baño. Algunas veces, cuando la sequedad es extrema, puedes reconocerla por su apariencia descamadaComo está mal nutrida, la piel no cumple eficazmente su función barrera. La sequedad en la piel puede confundirse fácilmente con una piel deshidratada, que es una condición temporal.

Sin embargo, tenemos buenas noticias para ti: una buena rutina cosmética puede mejorar esa sequedad.  

Mañana:

  • Limpiadora: Foaming facial cleanser, de Gallinée. Limpiador espumoso y cremoso, con bacterias buenas y ácido láctico, que deja la piel hidratada y protegida.

  • Tónico: Life toner, de Rassa. Con agua de arroz, salvia, ácido hialurónico, mirra y perejil, con gran contenido en vitamina C. Elimina las impurezas, desinflama, remata la limpieza y deja la piel lista para la hidratación.

  • Hidratante: Face Cream, de Dr. Bárbara Sturm. Hidratante y nutritiva, es clave para rellenar y alimentar la piel. Esta crema deja la piel calmada, suave y jugosa.

Noche:

  • Limpiadora: Nourish & Hydrate cleansing balm, limpiador en bálsamo, de Glow Hub. Cremoso y de gran efecto hidratante, contiene ácido hialurónico, extracto de melocotón y agua de coco, que protegen contra el envejecimiento de la piel dejándola sedosa y suave
  • Aceite: Moon oil, de Rassa. Aceite de uso nocturno cuya función es devolver la elasticidad a la piel, dejándola luminosa y suave. Ayuda a restaurar y equilibrar las emociones originadas durante el día. Es pura aromaterapia.  

Extras:

  • Tratamiento Good night Sleep mask, de Huxley. Mascarilla hidratante con aceite de higo chumbo, nutre, suaviza y da luz a la piel para levantarte con el rostro descansado y radiante.

Si tienes la piel así, estos productos son para ti →

Compra la rutina: